.

1.12.08

Malos tiempos..

Tiene cuarenta años recien cumplidos, un niño listo y respondón, un marido que no acaba de encontrar su lugar en el mundo laboral, un alquiler que pagar, multas por liquidar, recibos y más recibos...

No levanta cabeza por más que lo intenta. No hay manera de que las cosas salgan bien.

Su marido acaba de perder el trabajo y han de sobrevivir con su sueldo de ayudante de comercio por el que no ingresa más de 750 € en negro... con eso han de pagar un alquiler de 600€, la luz, el gas, el agua, la comida, el colegio del niño, las actividades extraescolares...
A Laura le puede su pasado y su presente, del futuro no sabe nada ni quiere saber.

¿Cómo puedes consolar a una amiga cuando no se deja consolar?

¿Cómo aconsejas a una amiga cuándo no se deja aconsejar?

Sé que las cosas se ven siempre mejor desde fuera y que cuando no te encuentras en la misma situación que la persona afectada parece que no tienes derecho a opinar. Pero a veces tú ya has pasado por donde esa persona está pasando... y si tú lo superaste siendo pequeña, cómo no va a hacerlo ella?

Laura no quiere ni escuchar hablar de sacar al niño del colegio concertado por el que ha de pagar unos 70€ al mes... dice que es muy pequeñoy perder a sus amigos de golpe no le hará bien, pero en la misma conversación te dice que si las cosas siguen así tendrán que irse a Murcia a casa de sus padres.

No quiere explicar nada en el colegio... las ayudas son sólo para inmigrantes, dice, pero ella no quiere ir a explicar su caso y que le den alternativas... es humillarse... se le pasa por alto que no hay humillación posible cuando eres sincera, que si hay necesidad se han de tragar muchos sapos, sapos que los inmigrantes no tienen más remedio que tragar a destajo.

No puede encender la calefacción porque no puede pagar el recibo, pero aún no se ha acercado al Inem, al banco de alimentos o a la seguridad social para pedir ayudas...
No puede comprar más comida que la justa, pero no quiere quitar al niño de mugendo porque ahora en diciembre tienen una exhibición y al niño le hace ilusión..

Sé que cuando estás en una mala situación te agarras a un clavo ardiendo, en este caso la felicidad de su hijo, pero me da la sensación que es un poco como cuando se dice "no me divorcio por mis hijos", cuando lo mejor que se puede hacer es ahorrarle a los niños los disgustos de dos padres que no se quieren...

Dichosa crisis...

¿Dónde tenemos el manual de instrucciones que nos permite ayudar a los que más queremos? A veces no puedes ayudar monetariamente pero hay tantas otras maneras... sin embargo has de ir con pies de plomo para no ofender, no dañar... no empeorar las cosas...

... y no dejarte contagiar por el estado de ánimo, porque entonces las esperanzas se reducen considerablemente...
Hoy necesito una píldora de optimismo, un abrazo y una sonrisa. Necesito que me recarguen las pilas para poder recargarselas yo a los demás... para poder acercarme a ella e insuflarle ánimos.


26 comentaris:

Anònim ha dit...

"Esto también pasará"
Hubo una vez un rey que dijo a los sabios de la corte:
- Me estoy fabricando un precioso anillo. He conseguido uno de los mejores diamantes posibles. Quiero guardar oculto dentro del anillo algún mensaje que pueda ayudarme en momentos de desesperación total, y que ayude a mis herederos, y a los herederos de mis herederos, para siempre. Tiene que ser un mensaje pequeño, de manera que quepa debajo del diamante del anillo.
Todos quienes escucharon eran sabios, grandes eruditos; podrían haber escrito grandes tratados, pero darle un mensaje de no más de dos o tres palabras que le pudieran ayudar en momentos de desesperación total...
Pensaron, buscaron en sus libros, pero no podían encontrar nada.
El rey tenía un anciano sirviente que también había sido sirviente de su padre. La madre del rey murió pronto y este sirviente cuidó de él, por tanto, lo trataba como si fuera de la familia. El rey sentía un inmenso respeto por el anciano, de modo que también lo consultó. Y éste le dijo:

-No soy un sabio, ni un erudito, ni un académico, pero conozco el mensaje. Durante mi larga vida en palacio, me he encontrado con todo tipo de gente, y en una ocasión me encontré con un místico. Era invitado de tu padre y yo estuve a su servicio. Cuando se iba, como gesto de agradecimiento, me dio este mensaje –el anciano lo escribió en un diminuto papel, lo dobló y se lo dio al rey-. Pero no lo leas –le dijo- manténlo escondido en el anillo. Abrelo sólo cuando todo lo demás haya fracasado, cuando no encuentres salida a la situación-

Ese momento no tardó en llegar. El país fue invadido y el rey perdió el reino. Estaba huyendo en su caballo para salvar la vida y sus enemigos lo perseguían. Estaba solo y los perseguidores eran numerosos. Llegó a un lugar donde el camino se acababa, no había salida: enfrente había un precipicio y un profundo valle; caer por él sería el fin. Y no podía volver porque el enemigo le cerraba el camino. Ya podía escuchar el trotar de los caballos. No podía seguir hacia delante y no había ningún otro camino...

De repente, se acordó del anillo. Lo abrió, sacó el papel y allí encontró un pequeño mensaje tremendamente valioso:
Simplemente decía “ESTO TAMBIEN PASARA”.

Mientras leía “esto también pasará” sintió que se cernía sobre él un gran silencio. Los enemigos que le perseguían debían haberse perdido en el bosque, o debían haberse equivocado de camino, pero lo cierto es que poco a poco dejó de escuchar el trote de los caballos.

El rey se sentía profundamente agradecido al sirviente y al místico desconocido. Aquellas palabras habían resultado milagrosas. Dobló el papel, volvió a ponerlo en el anillo, reunió a sus ejércitos y reconquistó el reino. Y el día que entraba de nuevo victorioso en la capital hubo una gran celebración con música, bailes... y él se sentía muy orgulloso de sí mismo.

El anciano estaba a su lado en el carro y le dijo:

-Este momento también es adecuado: vuelve a mirar el mensaje.

-¿Qué quieres decir? –preguntó el rey-. Ahora estoy victorioso, la gente celebra mi vuelta, no estoy desesperado, no me encuentro en una situación sin salida.

-Escucha –dijo el anciano-: este mensaje no es sólo para situaciones desesperadas; también es para situaciones placenteras. No es sólo para cuando estás derrotado; también es para cuando te sientes victorioso. No es sólo para cuando eres el último; también es para cuando eres el primero.

El rey abrió el anillo y leyó el mensaje: “Esto también pasará”, y nuevamente sintió la misma paz, el mismo silencio, en medio de la muchedumbre que celebraba y bailaba, pero el orgullo, el ego, había desaparecido. El rey pudo terminar de comprender el mensaje. Se había iluminado.

Entonces el anciano le dijo:

-Recuerda que todo pasa. Ninguna cosa ni ninguna emoción son permanentes. Como el día y la noche, hay momentos de alegría y momentos de tristeza. Acéptalos como parte de la dualidad de la naturaleza porque son la naturaleza misma de las cosas.

Muxos besos
Paula

Qalamana ha dit...

hay veces en que la única ayuda que puedes dar es simplemente estar ahí, sin hacer nada, a su disposición para cuando decida necesitarte...

desde el sur, un abrazo fuerte fuerte y mil besos recargadores de pilas, amore mio!!!! ;)

RGAlmazán ha dit...

Desgraciadamente este caso y otros similares se dan con facilidad en estos tiempos de crisis. Efectivametne es difícil ayudar, porque es imposible ponerse totalmente en el lugar del otro, aunque haya que intentarlo, pero como tú dices: con pies de plomo, para no ofender.

Salud y República

momo ha dit...

Imagino que cuando llegas a esa situación no la acabas de aceptar, por lo que no entiendes que las prioridades cambian. Ya no son los amigos o la exhibición de tu hijo, es su manutención. Ya no son los pobres que piden comida, si no eres tú mismo que estás pasando una mala situación y necesitas una mano amiga. Cuando lo comprenda, será ella misma la que no se avergüence de hacer lo imposible por sobrevivir y llevar a delante a su familia. Cuando comprenda que mejor separados que vivir la tortura de estar con alguien con quién ya no tienes nada que ver. Tú, hasta que ella no quiera abrir los ojos, lo único que puedes hacer es escucharla y estar a su lado hasta que se deje ayudar.
Suerte a ti y a tu amiga y a todas las personas, que por desgracia cada día serán más, luchan por no tirar la toalla.

Amina ha dit...

Doncs aquí tens la meva abraçada i el meu somriure.

Lamu ha dit...

Se me agolpan las lágrimas en los ojos leyendo historias como la de tu amiga. Desde aquí lo único que te puedo ofrecer es un abrazo y un hombro donde desahogarte, si te fuera necesario.
Mis mejores deseos.

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Muchas gracias Paula... intentaré imprimirle el cuento, no sé si le reconfortará o no, pero que no se diga que no lo intentamos!!

Un besazo!

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Qalamana, me los quedo todos y ya los canalizaré...

De momento ahí estoy... ideando cosas para subirle el ánimo... ella es una luchadora, así que lo conseguirá seguro!!

Un besazo enorme!!!

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Rafa, es lo que hay... mientras te hablan de crisis y no le ves realmente el pelo no te das cuenta, pero cuando de una manera u otra la tienes encima...

Besos...

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Momo, por eso mismo esta vez sólo me he dedicado a escuchar y a asentir... sólo le he sugerido alguna cosilla... y cuando he colgado el teléfono he despotricado contra todo..

Poco a poco intentaré entrarle en el subconsciente, porque cuando lo pasas mal es muy difícil reordenar tu mente con la rapidez que los otros quieren...

Besos!

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Moltes gràcies Amina... ja saps que ho necessito... ara toca canalitzar-ho com cal...

Petonets!

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Lamu, lo que ofreces es mucho aunque a veces pensemos que necesitamos mucho más... simplemente con que te escuchen y te apoyen... vamos, todo un mundo!!

Un besazo y muchas gracias!

Su ha dit...

Difícil situación, a veces el renunciar a cosas que siempre has hecho es asumir del cierto que las cosas no van bien, y como eso duele es más fácil ejercer de avestruz y esconder la cabeza esperando tiempos mejores. Hemos de aprender que reconocer en voz alta que tengo problemas no es rendirse ni humillarse sino todo lo contrario, crecer y hacerte más fuerte.
Tú tienes mucho dentro de tí para dar a tu alrededor, pero como se gasta y cuesta recargarlo, ahi va un super abrazo achuchón de osita y un super beso besote, y una parte de la energía buena que tú me has dado a mí en tantas ocasiones para que la uses como quieras.

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Su, tienes razón... pero la mejor manera de volver a la normalidad es renunciar a alguna de esas cosas: solucionas el tema y vuelves poco a poco a lo que debería ser tu vida..

Me apropio de los achuchones.. ves??? Son de ida y vuelta! ;)

SELMA ha dit...

Y por desgracia se estan dando muchos casos de esos, cada dia más, y quienes peor lo afrontan son personas que vivían muy bien y que les cuesta acostumbrarse a las estrecheces, a quienes les cuesta olvidar que para resistir es necesario dejar la vergüenza de lado y es triste no hacerlo entender a su hijo, tenerlo entre algodones no es la solución... no soy dura... he pasado por ello, y se sale...

Una abraçada molt carinyosa Jamila i petonets, molts!

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Selma, yo también he pasado por eso bien pequeña... y hemos salido de ello y me he hecho más fuerte y consciente... sólo hay que intentar no dejarse hundir y estirar la paciencia hasta el infinito.. se sale.

Molt petons i moltísimes gràcies per l'abraçada!

Naida ha dit...

Mira, yo creo que hay dos tipos de personas, las que se dejan ayudar y con eso te dan un regalo y las que no se dejan porque no se aclaran ni ellas mismas con todo el peso que tienen encima. Es evidente que la amistad está para los días buenos y para los días malos, creo que más para esto último porque no hay nada que te pueda empujar más que una mano amiga, si el cerebro no fuera tan complicado y esta vida girara siempre a nuestro favor...pero no es así. Yo lo único que te puedo ofrecer a parte de besos, abrazos virtuales, ánimos y todo lo que necesites por supuesto, te puedo contar con mi experiencia en este caso muy parecida con una persona muy muy cercana...las cosas le fueron de mal en peor, una situación muy mala en la que no me voy a extender porque quien sabe si algún día la leerá esa persona y porque aún duele, pero el tema está en que me volqué tanto, que acabé dando la vuelta yo también con ella, se me llevó para abajo porque perdí mis prioridades para ofrecérselas todas y la verdad es que después de la experiencia y de las surcos que me ha dejado mi consejo es que podrás ayudar más si te mantienes en tu espacio controlando tu empatía porque si tu sufres te será más difícil como bien has dicho, ayudarla y por desgracia de los problemas sale principalmente uno mismo así que no te queda más que dedicarle tus cinco sentidos para cuando los necesite, cruzar los dedos y esperar que ella reaccione, si es fuerte lo hará seguro y ya sabemos que los oídos están ahí por algo y que las sonrisas son gratis.

Ánimo y suerte

Tito Kokin ha dit...

Me recuerda a una fase de mi infancia, en la que el paro asfixiaba y en mi casa éramos cuatro bocas que mantener y una de ellas muy especial... Y aquí estamos, años más tarde, cada uno con su vida y afrontando de nuevo una situación que nos evoca tiempos malos pasados. Afortunadamente nada es para siempre.

Petons!!

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Naida, a estas alturas creo que he aprendido a ser un poquito egoista... ha sido a base de pegarme trompazos, pero no me voy a dejar arrastrar, porque sé lo difícil que es salir y porque de esa manera no solucionamos nada...

Toca ser fuerte, pero no por dos, sino por mi misma, para servir para algo...

Un besazo enorme!

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Kokin, tienes razón ,nada es para siempre... lo que pasa es que como bien sabes, cuando estás inmerso en la nada no veas la salida.. A nosotros nos tocó pasarlo de pequeños, nos hizo más fuertes sin duda... a ella le toca revivirlo ahora, pero para eso estamos!!

Ya hemos puesto el comité de emergencias en marcha y que salga el sol por donde quiera!!

Un besazo!

RGAlmazán ha dit...

Acabo de oír la radio y lo del accidente de Gavà, el incendio. Espero, deseo y confío que estés bien. Dinos algo. Mi solidaridad con los afectados.
Un beso

Salud y República

Mi vida en 20 kg. ha dit...

Que dificil para todas las partes, para ti como amiga, para ella y para su marido.
Entiendo lo que ella vive como madre, nunca queremos que algo, que en el fondo sabemos temporal, afecte a nuestros hijos.
A ti como amiga solo te que da escuchar cuando ella quiera hablar y estar atenta porque muchas veces las necesidades no se verbalizan.

Yo, espero, estar terminando un muy mal periodo en un lugar que no es mi pais, espero por Dios que asi sea y tambien soy de las que no pide ayuda, de las que cree que pueden superar todo sola, pero despues de la tormenta me doy cuenta que el desgaste es demasiado, que deberia haber pedido ayuda, como sea amiga solo te queda estar atenta a lo que ella necesito y no preguntar, solo ayudar.


un beso

Lore ha dit...

pues ahí tienes:

@ (pildora de optimismo)
gggggg (abrazo -de oso-)
:-) (sonrisa)

lo cierto es que no, la amistad no viene con manual de instrucciones, así que se hace lo que se puede, y eso en sí mismo ya está bien...

la verdad es que es muy díficil, al menos para mi y sobre todo cuando veo sufrimiento de por medio, ser respetuosa con los amigos y no intentar (ni tan solo de buena fe) imponer (disfrazándolo de consejo u opinión) lo que yo creo que estaría bien hacer en una sitación determinada ...

cada uno es como es, y todos somos diferentes...

así que creo que aunque MUY díficil, está bueno simplemente "estar ahí", sin decir nada, solo disponible para y cuando me lo pidan ...

un beso sonia, y muchos ánimos para tu amiga, que como ha explicado Paula con su cuento, "todo pasa, nada permanece"

lore

Sònia... no tan fiera... ha dit...

RAfa, no te lo dije ayer... muchas gracias por pensar en mi.

Muaksss

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Fer... tú además estás lejos de tus parientes... pero sé, por experiencia, que eso hace que vosotros cuatro estéis más unidos y seáis una piña. Eso es impagable..

Espero que todo se arregle pronto.

Un besazo enorme!

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Lore, me lo cojo todo!!! :) muchísimas gracias!

Y sí, es difícil no ser una mandona con tus amigos cuando crees que lo que hacen no es bueno para ellos... yo de momento estoy en la fase "escuchar" y "reconfortar" pero si la cosa dura mucha entraré en la fase "o te espabilas o te doy dos yoyas!!

Un besazo!