.

6.12.08

Agobiante pre-Navidad

La Navidad tiene algo obsceno, no sabría como describirlo pero la sensación es que nos volvemos locos y da igual lo que pase a nuestro alrededor: en estas fechas no somos personas o simplemente nos convertimos en unos autómatas.

Fijaos que me incluyo en el lote, está bien ver de vez en cuando la paja en el ojo propio.

No recuerdo que mis padres me metieran de pequeña en colas como las que he visto hoy:
- cola para visitar el Belén montado por el ayuntamiento de Barcelona;
- cola para comprar lotería en la administración de la calle Pelayo;
- cola para comer un bocadillo de no-se-qué en una tienda de las de siempre de la Plaça de Sant Jaume;
- cola para pagar las compras;
- cola para andar por la calle del Bisbe...

Ha habido un momento en el que me he visto casi metida en un ataque de ansiedad que sólo he evitado gracias a respiraciones profundas y a llegar más o menos rápidamente al metro... Gente por todos los lados, cruzándose sin mirar ni disculparse por ello... yo que a esas horas empiezo a padecer mis dichosos problemas visuales pensaba que me iba a quedar en el intento...

Hasta ese momento todo había ido más o menos bien... al ser festivo no hemos tenido clase de árabe y hemos podido hacer las compras que siempre tenemos pendientes y que por un motivo u otro nunca hacemos. Hemos empezado por los libros en el FNAC y La Central, el primero mucho más lleno que la segunda, cosas de estar en el centro y no en el Raval, supongo... nos hemos acercado a una tienda de joyas y artesanía bereber y hemos conseguido resistir la tentación, pero para compensar hemos disfrutado de una focaccia calentita... en ese punto las calles ya estaban bastante ocupadas, pero aún se podía caminar...

Me encanta caminar por el Raval o por el Gòtic, que era nuestra siguiente parada, ya que teníamos pendiente visitar el lujo hecho tienda: Le Boudoir, para después bajar oliendo a chocolate caliente hasta la Condoneria de la Plaça del Pi... toda esa zona está llena de chocolaterías y es un gustazo y una tortura pasar por ellas. La Plaça del Pi es otra historia, para mi es imposible no enamorarse de ella, con el aire bohemio que tiene a veces a pesar de estar atestada de turistas.. serán las pinturas y los pintores, que engañan los sentidos... Cuando la decoran con motivos navideños es como estar dentro de una postal. Pero no tengo criterio, estoy enamorada de ella y seguramente muchos de vosotros estaréis pensando "habla de la misma plaza que yo conozco?". Pues sí, el amor es lo que tiene...

Hoy hemos descubierto tiendas nuevas y hemos podido comprobar que los buenos precios aún existen; quizás sea que los comerciantes se han dado cuenta de que las cosas están mal o quizás sólo sea que a veces nos dejamos llevar por las apariencias y no indagamos lo suficiente...

También he descubierto que no tengo paciencia con los hombres informales (con las mujeres seguro que tampoco, pero en este caso han sido hombres y era la segunda vez) y que me cansan las "excusas" malas: si se queda a las cuatro y media, se ha de intentar llegar a las cuatro y media y no a las cinco y cuarto... menos mal que a estas alturas ya les conocemos, pero hoy hemos escarmentado, no se ellos..

He paseado, compartido el día con Gemma y aniquilado mi Visa.. día completo y regalos modestos comprados... quizás ahora pueda empezar a pensar en el espíritu navideño de verdad, pero el caso es que no soy católica... qué cosas! Tendré que refugiarme en los recuerdos...



16 comentaris:

Juanjo ha dit...

Ya estas tardando en poner las fotos, aqui no tenemos mucho donde ir a mirar... ayer pasamos un dia asustado... ya te contare cuando te conectes

Naida ha dit...

Que suerte tuve entonces de hacer mis compras y mi paseo el jueves, sí la Plaça de Pi! no tengo nada que decir a ello, sino paseate por el blog y lo verás...

No te agobies que ya está, ya pasó..

SELMA ha dit...

Padezco agorafobia, claustrofobia... te comprendo y no sabes hasta qué punto...

Petonets, moltíssims!

TAMINT ha dit...

sabes que me deje llevar por las corrientes humanas???
Cuando os deje en la Fira de Santa LLucia, me deje llevar por la gente y caminaba sin ir a ningun lugar concreto, solo por el ir y venir de la gente... Justo cuando os llamé, me encontré enfrente un coche atascado entre el gentio que no se podia mover y..... dentro iba una novia!!!!
Salió a su rescate una madre nerviosisima y se la llevó casi en volandas (mejor dicho) corriendo calle atras para conseguir llegar a no se donde!!!! (las hubiese seguido pero me pareció un poco fuerte).
Segui dejandome llevar por el gentio y acabé comiendome un frankfurt en el Viena para reponer fuerzas y continuar la ruta hasta mi casa....

Eso si, teniendo en el movil las disculpas pertinentes de ya sabes quien....

No me sentí agobiada pues como no iba con un motivo "consumista" sino con el "que pasará" fue una forma diferente de moverme entre la boragine del consumismo y.... me gustó!!!

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Tete por dios... es que llevo una mandra encima que no puedo con ella... En fin, ya sabes, toma aire y piensa que en ná y menos estaréis por aqui...

Muaksss

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Naida... normalmente soy mucho más fuerte y si es de día no me agobia tanto... pero es que no eran personas, eran salvajes!!!

Te acabo de leer... :) la verdad es que para mi la Plaça del Pi es muy especial, lástima de las aglomeraciones...

Un besazo!

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Aich Selma... somos nuestra peor pesadilla...

Pero ahora ya está y volveré a recorrer esas calles en días más adecuados...

Molts petons!!

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Tamint!!! Yo habría seguido a la novia... jajaj pobreta!!!

Bueno, yo me sentí agobiada y ya no tenía nada que comprar.. pero necesitaba espacio vital y no había manera...

En cuanto a los mensajes con las disculpas... a veces los mensajes no son suficientes!

Petons!!!

SILENCI ha dit...

Oh, quin horror!!!! Deu ser que he treballat moooooolts anys en botiga i aquestes dates són horribles!!!

Ahir vam anar a "passejar" per la fira de Santa Llúcia amb el meu nebot i no hi havia manera de caminar. No són d'aquí i per hi vam anar, que si no qualsevol altre dia és mooooolt millor...

Amina ha dit...

Em quedo amb les coses positives...

Lamas ha dit...

Jop...te envié ayer un comentario pero se ve que lo hice mal... Te decía que lo de agobiarse en Navidad depende de la actitud que lleves: Si vas en plan "mira las lucecitas y la gente paseando, que bonito esta todo" pues vas como drogada y feliz... Si pretendes llegar a tiempo a una cita y localizar a la persona en concreto entre la muchedumbre, habíendote olvidado el móvil y tienes la sensación de que todos chocan contra tí, odias la Navidad! XDD
Un saludo!!

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Silenci!! No t'havia reconegut!! Jo també he treballat a botiga en aquestes èpoques i era realment horroros!!

PErò bueno, que farem!!

Petons nena!!

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Amina, jo també recordaré les coses bones, però de moment encara tinc els últims moments d'angoixa al cos perquè no m'havia passat abans...

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Lamas.. pues no me llegó...

En cualquier caso, la cosa es que cuando más me agobié ya no estábamos pendientes de nada: habíamos comido, tomado un té y charlado bien a gusto.. pero es que era exagerado... brrrrrr

Somos lo peor cuando queremos!

Besos

Su ha dit...

Aparte del agobio de la gente, a mí también me gusta mucho pasear por el centro de Bcn, y lo de la plaza del Pi... totalmente de acuerdo nena!!

Yo estuve en el Mercat Medieval de Vic, y tuve la suerte de estar el viernes que era el primer día y no había casi nadie por allí, así pude ver bien los puestos, comprar lo que quise y pasear bajo el sol con un frío de mil demonios. El sábado era otro cantar, sólo me acerqué porque había visto por allí a aquellos músicos que vimos actuar junto a la Orquestra Àrab de Barcelona que llevaban las rastas de lana en la cabeza y túnicas de colorines, te acuerdas??, y como sabía que el sábado se paseaban por el mercado (previa pregunta de Mayte, que yo me muero de la vergüenza para ciertas cosas ejem) pues allí que fuimos a buscarles...y les vimos jejejeje qué chuli!!!

Besitos

Sònia... no tan fiera... ha dit...

ES que el Gòtic o el Raval son geniales, tienen tanta historia... lástima las aglomeraciones, pero si le quitamos eso es lo mejor del mundo.

NEna!!! Les grabasteis???? jjajaj

Un besazo!!! Nos vemos en ná y menos!