.

23.4.07

Sant Jordi


Cuenta la leyenda que la ciudad X (varía según quien la cuente y según el patriotismo de unos y otros, yo encantada de que fuera en Catalunya, pero me temo que más bien la hemos de situar en Libia) estaba dominada por un temible dragón que se ocultaba en un gran lago. El monstruo despedía un terrible hedor que infestaba todos los alrededores y debían alimentarlo para que no fuera a reclamar su comida a la ciudad.

Pero llegó el momento en que no hubo más alimento para el dragón, por lo que el rey decidió que los propios habitantes del lugar debían servir como tal y formarían parte de un sorteo en el que se decidía quien debía sacrificarse.

Un día la mala suerte recayó en la hija del rey. La princesa, resignada a su destino, se disponía ya a cumplir su terrible deber, cuando apareció San Jorge. La doncella le contó la terrorífica historia y el caballero se enfrentó al dragón al que doblegó y entregó prisionero y moribundo a la princesa para que lo condujera a la ciudad. Una vez allí lo mató delante de toda la ciudad.

Y a mi me enseñaron de pequeña que de la sangre del dragón brotó un rosal... y que regalábamos un libro para recordar la leyenda. Supongo que todo depende de quien te cuente la historia, pero reconozco que tengo especial predilección por Sant Jordi y este día tan especial: esta leyenda y la historia de Guifré el Pilós y el nacimiento de nuestra bandera fue toda la historia de Catalunya que me llevé a León. Dos sencillas historias que me mantuvieron unida a mi lugar de nacimiento, por hilos delgaditos, lo sé...


Hoy he disfrutado el día de Sant Jordi en Gavà, y reconozco que vivir un día de Sant Jordi sin trabajar es una gozada. También he de reconocer que por segunda vez he disfrutado de los cambios de la Rambla: sin coches, llena de gente, una orquesta tocando jazz mientras subían y bajaban por ella, niños de todas las escuelas de la ciudad... He comprado libros en tres paradas diferentes (La Rosa Roja, Pelegrin y Happy Books) y el sol ha hecho que pudiera ir todo el día en chanclas.

Además, he pasado la mañana con los gemelos de la foto: Sergi y Montse. Es difícil explicar el hilo sanguineo que nos une, pero estamos unidos.. No paraban de mirar a todos los lados, todos los sentidos alerta.

Y por la tarde, un ratito con Georgina diseñando vestuario y otro con Gemma en el trabajo. Georgina ha traido una rosa y yo no le he regalado nada y eso que es su santo!!!! Prometo desde aquí resarcirla!! Que quede constancia!

Ah!! La foto de Sant Jordi está hecha en el Barrio Copto de El Cairo, en agosto del año pasado...

5 comentaris:

USHER_1977 ha dit...

y yo sin vr una rosa, bueno si me conformo con mi rosa "sonia" son los hijos de la prima mercedes???? ya me diras por lo que dices lo son que guapos estan besos y me alegro que lo pasaras bien en este dia tan especial...

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Los nietos, los nietos!!! Los hijos de la prima Encarnita... Están para pegarles mordiscos!!! Unas sonrisas!!! La niña super tímida y el niño un bicho!!

alvaro ha dit...

.una rosa para ti...
..un achuchon...
...paz y calma...

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Gracias... aunque reconozco que más que la rosa me ha gustado formar parte del cuento que escribiste en tu blog...
Un achuchón enorme... algún día ya te dejaré algún relato a cambio! :-)

Alba y Alvaro ha dit...

La leyenda ya la conocíamos, pero no por eso disfrutamos menos escuchándola de nuevo. Enhorabuena por pasar un día de San Jordi tan estupendo. No te merecías menos.

Besos desde el agua (y una rosa)