.

14.4.07

Pensaba que ya estaba curada de espantos, pero no es así. Me sigue sorprendiendo la maldad de la gente y más cuando utilizan niños. Aunque lo que más impresionada me tiene es la puñetera pasividad de Europa. Lo que haga Estados Unidos me importa bien poco, Europa se ha de espabilar y actuar por si misma, en lugar de esperar a que alguien le diga "salta".

En Nablus (Cisjordania) soldados israelies han hecho servir a un par de niños/chicos como escudos humanos. Todo en si es ridículo. Es ridículo que Israel siga diciendo que eso no pasa cuando hay pruebas de ello. Es ridículo que un hammer blindado no pueda contra las piedras. Es ridículo que los soldados le digan al activista que estaba grabando las imágenes que ellos sólo les habían dicho a los chicos que dijeran a sus amigos que pararan de tirar piedras. Sí, muy bien, que se lo digan, pero para eso no es necesario que se queden delante del "tanque", no??? Vamos, como les dice el activista pacifista que graba las imágenes, es totalmente ilegal.. pero que sea ilegal me la repampinfla porque nunca he entendido las buenas costumbres en las guerras. Lo que me parece es INDECENTE. Por parte de Israel. Y por nuestra parte, por no hacer nada.

Video: Research Journalism Initiative


3 comentaris:

Alba y Alvaro ha dit...

Claro, pero para ellos todo está justificado... no te jode.

Saludos desde el agua

alvaro ha dit...

...lamentable...sinceramente lamentable...
...como dices tampoco entiendo la buenas practicas en la guerra... como no entiendo lo de inteligencia militar, lo de fuego amigo, daños colaterales, llamar conflicto a la guerra, la mision humanitaria de personas armadas hasta los dientes...
..cada ves entiendo menos de mas...
abrazos y besos fiera...
paz y calma...

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Poco más que añadir a lo que decis... sólo que no sé si ayer o esta mañana vi fotos de cómo israel se paralizó para conmemorar el horror del holocausto... Penita me da que no apliquen aquello de "no desees a los demás lo que no deseas para tí"

Besos Alba, Álvaro. Un achuchón Álvaro.