.

8.5.07

Mujeres

Alguna vez ya he comentado que hay días en los que es muy duro ser mujer. Y no por el hecho en si, sino por todo lo que nos rodea.

Anoche vi parte del programa Callejeros de cuatro; trataba sobre la prostitución y aunque no mostraba nada nuevo sí que me llamó la atención alguna de las declaraciones de las chicas. Pero no era nada del otro mundo, eran verdades explicadas claramente: no conseguían entender cómo hombres casados y con hijos formaban parte de su clientela. Yo tampoco lo entiendo, eso o que pongan como excusa que sus mujeres no hacen las cosas que hacen las prostitutas: como excusa además de barata es malísima. Ahora, si tenemos en cuenta que hay quien va a los burdeles en camilla "tunneada" y que lo único malo que ve en ello es que "las carreteras están muy mal", no sé...

Cuando acabó me pasé al K33, donde pillé un documental sobre las geishas. ((inciso: no me preguntéis por qué pero soy una especie de adicta a los documentales a altas horas de la noche... por la mañana o al medio día me cuestan, a no ser que sean sobre Egipto, pero por la noche los encuentro a casi todos interesantísimos)). La verdad es que el mundo de las geishas no me ha interesado nunca, de hecho incluso me compré Memorias de una Geisha y lo tengo sin empezar. Pero el documental me atrapó en muchos sentidos. Primero por todo lo que rodea a las maikos y las geikos: su profunda y detallista educación, sus pelucas de 500€ (necesitan unas cinco), sus kimonos artesanales (necesitan unos 10 y están elaborados a mano, pintados delicadamente, mejor ni comento el precio), el trato que reciben... pero yendo un poco más allá, lo que más me llamó la atención es la relación de los hombres con ellas.

Se supone que sus clientes, mayoritariamente, son hombres que lo que quieren es escaparse de la rutina diaria. Van a esos locales para pasar la noche y relajarse: ven las actuaciones de las maikos, comen con ellas, son servidos en ocasiones por ellas, juegan a juegos tontísimos.. pueden llegar a pagar entre 150 y 600€. No discuten el precio. Nunca. Les pasan la cuenta y pagan. Pagan por ser idolatrados. Por ser mimados.

No vi nada de sexo en el documental, me fui a dormir antes de que acabara, pero el aire que desprendia el documental, los relatos de ellas no tenía nada que ver con el sexo. Y entonces me surgen más preguntas: de verdad un hombre puede llegar a pagar hasta 600€ simplemente por sentir que una mujer le dedica todas las miradas, todos los gestos, todos los mimos?? ¿Sabiendo que es sólo a cambio de dinero?

Y por si con esto no tuviera suficiente para decidir que no comprendo a los hombres, hoy me encuentro con más noticias con nosotras como protagonistas. Malas noticias. Más mujeres muertas a manos de sus "queridos" compañeros... una mujer lapidada por sus familiares masculinos por haberse convertido al Islam por amor...

No es este post una crítica, es una simple declaración: no entiendo el comportamiento de muchos hombres. Y que conste que tengo la suerte de estar rodeada de hombres que no tienen nada que ver con todo esto... Lástima que no todas las mujeres tengan la misma suerte.

7 comentaris:

Amina ha dit...

Hi ha vegades que més que avançar sembla que retrocedim.
"A l'atzar agraeixo tres dons: haver nascut dona,
de classe baixa
i nació oprimida. I el trèbol atzur de ser tres voltes rebel... "
Maria Mercè Marçal

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Nena, qué maco!!! M'agrada molt!!

La veritat és que no em penedeixo de ser dona, ni de bon tros... només m'agradaria que les coses no fossin tan difícils!!

Petons habibiet!

Kate ha dit...

El libro está muy bien y te aclararía muchas dudas, por ejemplo que sí existen las relaciones sexuales, pero no es el objetivo principal, como explicas lo prioritario es entretener, contemplar, hacerles sentirse importantes, únicos ... luego ellas deciden si quieren o no acostarse con ellos.

Besosss :)

Llorá con respeto ha dit...

Hace tiempo, y a propósito de la peli "Diario de una geisha", entrevistaron en Radio3 (Séptimo vicio) a gente entendida en todo este tema, y justamente lo que destacaban era que las geishas por lo general, no dan un servicio sexual, no tienen nada que ver con la prostitución.
Como decís vos, la cosa va de mimos y atenciones totales.

Que el hombre necesite pagar para eso, es increible, jeje, conozco a más de una que quiere empezar a cobrarle a su marido por los desayunos diarios.

No, en serio, yo creo que el problema con los hombres, es simple comunicación (por aquello del "hombre evolucionado"), vamos, nada, apenas la base de las relaciones!! ;-)

Besos querida!

Alvaro ha dit...

Yo tampoco les entiendo, y además es que tampoco tengo ninguna gana de hacerlo. A veces me siento avergonzado de pertenecer al mismo sexo.

Besos

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Kate, Llorá... intuyo (:-) ) que me recomendais la lectura del libro! jajajaj ayer me picó el gusanillo, pero me temo que lo dejaré para el verano!
Llorá, que bueno lo del desayuno! jajajaj Si nos mimáramos más todos... pero no sé, la carrera de sociología no me ha servido para entender mejor estas cosas!! Besos guapas!!!

Ay Álvaro!!! Eso es lo malo, que se generaliza en muchas ocasiones... y pagan justos por pecadores! Por eso he querido precisar que tengo la suerte de no tener a nadie así alrededor. Pero también tengo la suerte de tener un genio horroroso y no permitir que nadie me trate como una mierda. Un besazo!!!! Por cierto, no creo que a ti Alba te pidiera nada por los mimos! jajaj creo que vosotros sois equitativos en eso!! Un besazo también para ella!

Sonia ha dit...

sonia a mi hermana ese libro le encanta, yo como tu no he decidido leerlo todavia.

Hoy te he mandado un correo muy fuerte, es sobre los millones de bebes (97.9% de ellos niña) que mueren / son asesinados en CHina todos los años.

Yo he enviado una queja a la direccion del email
Como tu dices en muy dificil ser mujer, pero dentro de lo que cabe por lo menos me alegro que me haya tocado ser lo aqui y no en China por ejemplo

Petons