.

16.5.07

A cada uno lo suyo

A Ramses se le han hinchado las narices. Hasta ahora todo lo había pedido por favor, no fuera que pensaran que era un maleducado. Pero ante el aluvión de negativas que ha recibido, su actitud ha cambiado. Ahora exige que se devuelvan sus tesoros más preciados, aquellos que reportan mucho dinero a terceros países en lugar de llevarlo a Egipto.

Ah!!! Ramses no se llama Ramses, en realidad su nombre es Zahi Hawass y para mi es una de las personas que más está haciendo por conservar el patrimonio egipcio. Otra cosa es que pueda caer mejor o peor, pero la triste realidad es que sin una mano firme Egipto no tendría ni una triste pirámide en su lugar.

De todas maneras espero que su órdago sea a largo plazo. Me explico: estoy a favor que Egipto recupere tanto el busto de Nefertiti como la piedra Rosetta (entre otros, pero estas dos piezas son representativas), pero no ahora, no en este momento. El actual Museo del Cairo no está preparado para albergarlas, no por ganas sino por falta de medios. Hay tanto en él que la sóla idea de que entre algo más es impensable, sobre todo si tenemos en cuenta todo lo que el museo tiene en su sótano. Además, la temperatura dentro del edificio es tremenda; sólo se está bien en la sala de Tutankhamon y las demás salas pequeñas específicas. Los rótulos de los diferentes tesoros están escritos con una máquina Olivetti, a veces no coincide el rótulo con lo que hay...

Fatal.

En cambio, el nuevo museo situado a poca distancia de las pirámides de Gizeh sí podría albergarlas, porque se presupone que estará realmente acondicionado, modernizado... Eso pasará sobre el 2011-2012, así que tenemos tiempo de ver cuál será la respuesta de países como Alemania, Reino Unido, Francia, Estados Unidos e incluso España. Por si acaso Ramses ha decidido hacer valer su fuerza, lo hará de forma pacífica pero contundente: se acabó el dar permisos para excavar a paises que no le devuelvan lo que es suyo.

Bueno, veremos quién sale ganando y quién pierde pero estoy segura de que con la cantidad de tesoros que tiene Egipto se podría llegar a algún acuerdo: devolver las piezas y a cambio albergar exposiciones periódicas de otros tesoros, por ejemplo...
.
En cualquier caso Ramses ha asegurado que el actual museo del Cairo será el que tenga las mejores joyas faraónicas mientras que el museo de las pirámides albergará todo lo demás. Espero entonces que mejoren sus condiciones porque sinceramente no creo que merezca la pena dejar allí nada de tanto valor, con temperatura variable, candados como máxima seguridad...
.
Os dejo una foto hecha por Gemma del traslado de la estatua de Ramses II desde la estación de tren (horroroso lugar para estar, con tanto tráfico) hasta el lugar donde estará situado el nuevo museo.

7 comentaris:

Alba y Alvaro ha dit...

Pues si que deberian llegar a un acuerdo, desde luego. Es un patrimonio indispensable para la humanidad, y lo más importante es conservarlo, desde luego.

besos desde el agua

YASIN ha dit...

http://yasinearth.blogspot.com/

Amina ha dit...

M'ha encantat el teu article. Està super ben escrit!
Crec realment que les obres, almenys les més representatives, haurien de tornar al seu país. Trobo molt bé que ho facin quan el nou museu ja estigui enllestit, perquè com molt bé dius, l'actual ha quedat una mica fora de lloc, massa antic, m'atreviria a dir.
En fi, que ja saps, l'any 2015 (perquè entre pitus i flautes sempre s'allarguen les coses) haurem de tornar a El Caire a veure el nou museu! Em farà molta il·lusió tornar a veure el Ramsés II de l'estació, ja que vaig viure una part d'aquell moment. Tu, també, encara que estiguessis dormint!
Ai, Egipte...

Sonia ha dit...

Si es que es muy bonito llevarse las cosas a casa y pedir que nos devuelvan lo nuestro, pero luego a la hora de ser nosotros los que tengamos que devolver algo eso ya no gusta

Mònica ha dit...

Ayyy!!!! eso es lo que tienen/tenemos los paises del primer mundo, que expoliamos a los del tercer mundo, los dejamos sin recursos y luego nos quejamos porque viene aquí a buscarse la vida que en sus paises arruinados no tienen!!!
Más de uno debería hacer lo mismo reclamar todo lo que es suyo, en todos los campos, petroleo, recursos naturales, arte, patrimonio... a ver si así se nos bajaban los humos y nos respetabamos todos un poquito más!!!
Un saludo, me encanta tu blog!.

Sergio ha dit...

Jelou Sónia,

A mi lo que no me cabe en la cabeza es que alguien pueda negarse a devolver lo que no es suyo... La grandísima mayoría de lo que se guarda en algunos grandes museos europeos fue directamente expoliado (British Museum & co., no miro a nadie!). Los egipciós deberían pasarse de museo en museo pidiendo facturas.

¡¡Grandes y orgullos imperios europeos AVERGONZÁOS!!!

Salud.os

cHAU

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Besos Alba y Álvaro!! La verdad es que lo mejor es llegar a acuerdos, no merece la pena llegar a las "manos", aunque las manos sean dialécticas.

Yasir, no sé si decirte eso de "teshekiur ederen" o no... porque ni sé escribirlo ni creo que nos podamos leer... en cualquier caso eso, gracias por pasarte!

Amineta!!! Gràcies carinyet, jo també t'estimo!! Mira, més que esperar fins al 2015 podriam anar cada dos anys, per si un cas... jajaj aich!! Però sí seria molt maco veure el nou museo i el vell endressat!!! Petonets nena!

Pues eso mismo Sonia, que es muy bonito aprovecharse del más débil y en este caso Egipto depende mucho del exterior... pero empieza a despertarse y mientras Zahi esté en su puesto las cosas seguirán siendo estrictas! Petons!

Mònica muchas gracias!!!! Tus fotos sí que están bien!! La verdad es que a mi no me gustaría, por ejemplo, que la Venus de Gavà estuviera en otro museo permanentemente. Una cosa es una cesión temporal, pero permanentemente una leche!!! Besos!

Sergio es que sólo pensamos en nosotros y en nuestro beneficio. Europa (por ejemplo) siempre se ha aprovechado de los paises africanos sin aceptar las consecuencias. Les quitamos sus materias primas y sus tesoros nacionales, pero no queremos lo que ello conlleva. Pues a cascarla!!! Y a comportarse con decencia! Espero que la Unesco responda con firmeza y ordene la devolución. Besos!