.

17.5.07

Creer

Técnicamente ahora tendría que estar haciendo la actividad 2.2 del temario de mediación escolar, o estudiando árabe, o estudiando catalán, o repasando las coreografías... pero no estoy inspirada para todo lo primero y estoy demasiado cansada para andar bailando, aunque estoy segura de que en un cuarto de hora empezaré a dar vueltas para preguntarme a la noche cómo es posible que esté más cansada aún.

Hoy me he dado cuenta de que las personas tenemos una orientación propia que nos hace muy dependientes. Mis alumnas ya se saben las coreos y ahora se trata de apartarse del espejo pero curiosamente su primera reacción ha sido la de decir: "es más difícil porque ahora la hacemos al revés". No ha habido manera de convencerlas de que cambias de lado, pero que los pasos siguen siendo los mismos... pero no se lo creen, al menos no todas. Pero lo peor es que tampoco me creen a mi!! jajaj ni siquiera a su propio cuerpo que al fin y al cabo les llevaba donde les tenía que llevar. Nos hacemos dependientes, buscamos puntos de orientación que nos hagan sentir seguros pero lo único que conseguimos es ser más dependientes aún.

Al acabar mi segunda clase he coincidido con la dueña, le había estado echando el tarot a una clienta y ya que estábamos por allí me ha dicho que escoja una carta. Estas cosas me imponen mucho y supongo que si me pasa eso es porque en el fondo debo creer en ello... aún así nunca he ido a que me tiren el tarot, por si acaso, pero cuando ella me ha dicho que escoja carta no me lo he pensado. Han habido tres cartas que me han llamado la atención, pero no sé por qué he pensado que eran demasiado obvias y al final he escogido una más escondida, que ha resultado ser la rueda de la fortuna. Eso significa según ella dinero, un cambio positivo hacia aquello que me va a ir bien, fortuna pero, sobretodo, dinero. Y yo voy y no echo la primitiva!!! merde! Bueno, el sábado lo intentaré.

Es posible que en otra época de mi vida fuera más incrédula, pero ahora mismo he decidido creer. Al fin y al cabo es muy fácil creer en lo bueno! Además, hace tres años, en nuestro primer final de curso me pasó algo parecido: teníamos que sacar un papelito con una definición, un adjetivo, que la profesora había preparado. Estaban en una bolsa tupida y cuando saqué el mio ponía la danza de la vida; ella me comentó que mientras lo escribía pensaba en mi.. y lo saqué. En fin, que haberlas haylas y como ya he comentado alguna vez en algo hemos de creer!!!

4 comentaris:

Amina ha dit...

Jo també vaig passar per una època en què no volia creure en res. Però ara estic en un moment que necessito creure. Com he fet en una assignatura, la majoria de persones creiem en alguna cosa, no necessàriament ha de ser el cristianisme, sinó que poden ser valors com la ciència, la justícia, la llibertat...
El centre de ioga m'ha ensenyat a creure.

Llorá con respeto ha dit...

No te voy a negar que en momentos difíciles, me gustaría creer en algo, pero no puedo.

Aunque seguro que si me dan una carta del tarot con buen pronóstico, me agarro fuerte a la idea y me paso un rato muy feliz!!! :-)

Besos!

Alba y Alvaro ha dit...

Al fin y al cabo, no es más que creer en un porcentaje... ¿no? Y mejor esperar lo bueno que lo malo.

Besos desde el agua

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Amina, jo també em trobo en aquest moment... ja saps que no em sento cristiana, però si vull agafar-me a alguna cosa... normalment son els amics i ja és un gran que, pero també crec en alguna cosa més que es troba no sé ben bé on... El centre de ioga no m'ha ensenyat tant com a tú, però m'ha ensenyat força! Petons habibi!

Llorá... yo soy de las que siempre ha dicho que en el fondo estoy en desventaja, la desventaja del que no cree, del que no tiene donde agarrarse, y eso es muy jodido en los malos momentos!!! Ahora empiezo a tener mis cosillas, aunque afortunadamente no las he tenido que poner en funcionamiento!! Besos!

Alba, Álvaro.. mucho mejor esperar lo bueno, eso en si ya es un gran avance!! Besazos!