.

3.3.09

21 días sin comer

Por regla general suelo seguir La Noche Temática en La2 y todos los documentales/reportajes de tipo social que dan por televisión. Digo por regla general porque a estas alturas ya he aprendido a utilizar el mando y mandar a freir espárragos aquellos reportajes/documentales cuyas formas menosprecian lo que tendría que ser el fondo.

Vale, quizás no me explico, pero el caso es que uno de esos reportajes hizo que hace más de tres años deja de comer carne y me convirtiera, de la noche (literalmente) a la mañana en vegetariana. Soy muy crédula y si me explican las cosas bien suelo engancharme enseguida.

La cadena Cuatro estrenó hace unas semanas un nuevo formato: 21 días. Seguí con curiosidad el primero y me enganchó; vale, es un reportaje un poco forzado, pero tuvo sus buenos momentos y al finalizar, la reportera anunció que la próxima vez se metería en la piel de una anoréxica: se iba a pasar 21 días sin comer... se me subió la ceja de golpe.

Es algo que hace automáticamente cuando siente incredulidad o cuando algo no le acaba de gustar. Tiene vida propia la jodía..

El pasado viernes dieron el reportaje y me lo tragué de principio a fin. Me sobró la reportera, no me la creí ni dos segundos aún sin dudar que dejara de comer...

Pero la verdad es que no te puedes meter en la piel de una anoréxica/bulímica/comedora compulsiva simplemente dejando de comer. No es posible. Dejar de comer no te equipara a una enferma, la forma puede ser parecida pero el fondo no tiene nada que ver. Con cada uno de sus comentarios mi ceja se elevaba de tal manera que por un momento me planteé apagar la tele y dormirme... pero no lo hice. Debe ser esa vena masoquista que tengo y que sale de vez en cuando.

Las intervenciones de las enfermas fue lo mejor del reportaje, porque ellas sí que pueden acercarte a lo que es esa enfermedad, a lo que se llega a sufrir... igual que sus familiares (impresionante ese marido que ni siquiera podía comer al lado de su mujer porque el simple olor de la comida la enferma). Pero que Samanta Villar se fuerce a no comer 21 días no ayuda en ningún caso, porque no tiene algo fundamental: la falta de autoestima. Ni siquiera es una heroicidad. Es una gilipollez.

¿Cómo va a comprender o hacer entender lo que siente una bulímica/anoréxica? Porque no es una simple cuestión de peso, esa es sólo la parte que se ve. Es una cuestión de no quererte, de sentir que no vales nada, de que no eres capaz de conseguir nada. Es un miedo extremo a no valer, a no ser como querrías ser, a no llegar a dónde querrías llegar. Es la manifestación de temores internos, de desesperación por lo no conseguido...

Todo eso.

A veces es sólo una cosa. Otras veces se te juntan dos o tres. Muchas veces es todo a la vez.

La comida no es comida, es un castigo que tú puedes controlar o que crees que controlas. Nunca es una recompensa, aunque el cerebro a veces te lo haga creer.

Ese es el verdadero cabrón, el malo de la película: el cerebro. Te puede engañar de mala manera, hacerte creer que lo que haces es lo más normal del mundo, esconderte los síntomas para que no te des cuenta de lo que te pasa. El peso, tu imagen deformada, es a lo que le puedes echar la culpa, porque es la parte visible, la que te complica la vida, la que hace que comprarte ropa se convierta en una tortura y entres en un bucle..

Y eso no lo pudo reflejar Samanta por más que forzara las cosas.

Afortunadamente para ella.

Porque hay que ser tonta para crearse un problema cuando éste no existe.

Eso sí, el próximo no lo veré... 21 días fumando porros... en fin...

16 comentaris:

Margot ha dit...

Hola. Yo tambien he visto el documental y la verdad que la protagonista es muy poco creíble pero algunas cosas me han parecido muy duras. Por ejemplo los hijos de una de las principales, lo que les va a marcar eso.

Un besito!
Te voy agregar a blogs, que asi voy teniendo gente que soy nueva

Un beso

Selma ha dit...

Sònia... Te puedo asegurar que todo reside en la mente... Te lo digo yo.. :-( y que modas etc. en muchos casos no tiene nada que ver...
.. Y ya voy por el segundo año...Pero aquí no es lugar para explicarlo todo... ya me entiendes..

Un beso muy muy cariñoso

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Sí Margot, yo también lo pensaba... esos niños teniendo que prepararse la cena no pudiendo comer con su madre...ufff, tremendo..

Un beso y siéntete como en casa!

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Selma, te entiendo... hay quien se dio cuenta a los tres años de tenerlo y lleva ya más de 14 años en ello... Es más que difícil y es la cabeza la que manda: ni las vigilantes de la playa (como llegaron a decirme), ni nada de nada... la moda es sólo uno de los efectos secundarios..


Molts petons Selma, molts i molts..

Naret ha dit...

uff...es tremendo el tema este. No llegué a ver el documental, pero me habría gustao verlo.

Además lo difícil q es ver a esa persona que tiene realmente una enfermedad...como dice Selma, es una enfermedad de la mente, q solo la propia mente puede llegar a curar...

Un beso wapa, ya hacia tiempo que no me metía, jeje...ando algo "desblogá" ultimamente...

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Hola Naret! :) yo también estoy la mar de perdida... esto de no tener ordenador..

Mira, en el enlace de Cuatro que he dejado, me parece que hay fragmentos del reportaje.. Es interesante por los testimonios, porque son muy variados, así que si puedes echale un vistazo..

Un besazo! Y me alegra tu vuelta, porque significa que ya estás bien!

Lamas ha dit...

Yo creo que pretendía hacer algo como lo del tío que se tiró un mes comiendo hamburguesas, pero a la inversa... claro que no tiene nada que ver, salvo que acabas con tu salud. Yo al final no lo ví...el de los sin techo sí, y sí que me gustó. Pero sobre esto no puedo opinar. Cláro que leyéndote, no tengo duda de que llevas razón.

Un besito!!

Naida ha dit...

Tela lo que nos hace la mente, pero tela tela...y eso que es tuya y has convivido desde que naciste con ella. Porque hay que autocastigarse tanto???

Lo peor de todo es que ayudar a veces es casi imposible...

Deberíamos cuidar más nuestro interior...

Gemma ha dit...

Ostres, nena, m'has deixat la pell de gallina perquè realment no es tracta de passar 21 dies sense menjar per imaginar-se que és l'anorèxia (en tot cas, no viag veure el programa ens serviria per conscienciar-nos que el món hi ha molta gent que passa gana). Tu ho expliques molt bé, és una malaltia. El que hauríem de fer és ser-ne més conscients d'això.

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Lamas es posible que quisiera hacer algo así, pero sinceramente sobreactúa... creeme..

Un besazo!

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Naida ayudar a veces es imposible... porque cómo puedes ayudar a alguien que no sabe o no se cree que tiene un problema?

Chunga la cosa...

Muaksss

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Gemma crec que no era el tma adeqüat perquè ser anorèxic implica massa coses rel.lacionades amb el cap.. però que hi farem, al menys el testimoni de les malaltes era més que vàlid...

madebymiki ha dit...

Jo també vaig veure el documental, soc addicte als documentals. Com sempre me'ls baixo d'internet i quan tinc temps els veig. En aquest cas, per desgràcia l'anorèxia és una malaltia que fa molts anys que conec, i és clar després d'infinitat de vivències, com no pot ser d'altra manera el reportatge m'ha resultat molt forçat i en el fons indignant. Com a concepte 21 dias és un programa groc, groc, groc. Evidentment no crec que hem baixi cap documental de 21 dias.

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Miki jo no cauré més, potser és entretingut, però realment no val la pena... no pot reflectir el que no sent...

Petons!

Anònim ha dit...

Hola.soy nueva.para mi es un sufrimiento salir a la calle,me doy verguenza y no puedo ponerme la ropa qur me gusta.en casa medio que me siento bien porque no veo a ninguna chica mejor que yo,pero en la calle me da verguenza hasta de las que estan peor que yo.siento que todos me miran mal y q noles gusta lo q ven cuando yo paso.no soy capaz de dejar de comer.envidio algunas qe ya an pasado la anorexia porque estan.......PERFECTAS!!!!!nose lo qie hacer porqe hago dietas y lo cojo otra vez que fue lo que me paso,perdi los 20 que me sobraban y coji 40.trabajo mucho y cuando estoy a dieta siento que me mareo qe si no tomo azucar o algo q me gusta no podre seguir trabajando porqe me veo sin fierza.poreso no me gustan las dietas.darme animos o algo porfa.nose que hacer

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Te podría decir muchas cosas, pero no sé si te servirán..

¿Tu familia ya sabe por lo que estás pasando? Muchas veces no saben cómo ayudar, pero es importante que lo sepan porque necesitas agarrarte a la gente que te quiere..

Todo lo demás lo has de construir tú, has de ser más fuerte que tu cabeza... no puedes compararte con nadie, porque no hay nadie como tú y dietas bestiales poco podrán hacer por ti si no mimas a tu cabeza. Es ahí donde has de hacer el cambio y es lo que más cuesta, no hay nada fácil en ese terreno.

Nadie que haya pasado una anorexia está perfecta. Nadie. Pueden conseguir recuperarse, pero hay muchas cosas que han perdido por el camino que ya no recuperarán. Si crees que la anorexia es la solución, te equivocas, sólo es el camino hacia la tumba.

Sé que la sociedad en la que vivimos es asquerosa en muchos sentidos, pero también tenemos parte de culpa. Si tú no te aceptas con la cantidad de cosas buenas que tienes, estás contribuyendo a alimentar a una sociedad de mierda.

Intenta coger fuerzas, sal a la calle, busca otras tiendas de ropa... Alimenta tu autoestima, empieza a mimar lo que más te guste de ti y cuando tengas un bajón céntrate en eso.. poco a poco amplia. No hay nada más bonito que una persona segura de si misma, independientemente de los kilos. Quien no lo vea es gilipollas.

Y a menudo las primeras gilipollas somos nosotras. Así que intenta cambiar el chip, explica lo que te pasa a la gente que te quiere.. pero no caigas en una enfermedad que no te va a hacer feliz

Para cualquier cosa no dudes en escribir.. a cualquier hora..