.

8.9.06

Papeles para todos

Para poder sacarme la carrera me dediqué a dar clases de repaso de EGB, BUP, ESO y demás siglas... bueno, entre eso, el carnet de familia numerosa y la ayuda de mis padres he acabado siendo socióloga... en paro. Pero un verano quise aprovechar la oportunidad de sacarme un poco más de dinero cuidando a unos gemelos.

Los gemelos en cuestión eran nietos de una traductora que mi madre conocía, así que no me parecía tan mal negocio: 15 días en casa de una traductora cuidando a un par de criaturas y me sacaba lo que en la mitad del verano dando clases.

Condiciones: 15 días ininterrumpidos. 24 horas del día. Mi tiempo libre comenzaría cuando los gemelos durmieran... pero sin alejarme de ellos. La verdad es que no me parecía un gran sacrificio. Me gustan los niños y yo les gusto a ellos... Pero la realidad es la que es... las fierecillas no tenían más de un año, les estaban saliendo los dientes y la niña abultaba el doble que el niño... La abuela los bañaba y les daba de comer, yo hacía todo lo demás.. y todo se me cayó encima cuando vi dónde nos alojábamos... sí, lo tres...


La casa era grande... el parking se había convertido en una especie de parking-trastero y en la habitación del fondo vivíamos los tres... era una especie de habitación grande que tenía una entradilla en la que había una cama, una tele, un sillón y una lámpara con la que me daba cada dos por tres, una puerta me comunicaba con la habitación de los bebes que era el doble de grande que la mía pero sin más salida que mi habitación o una ventana... Es difícil que podáis entender la angustia que daba estar allí. Que los niños lloraran toda la noche y yo con ellos sólo era una anécdota... Que cuando los padres llegaron el fin de semana no les hicieran ni puto caso fue sólo una cosilla más... Sólo pude una semana. Estaba tan mal anímicamente que caí.

Realmente mi función era la de sustituir a la criada filipina que tenían, que había tenido que marcharse a su pais por no se qué... Ella estaba interna, las 24 horas del día en casa, con los niños, limpiando la casa y cuidándo a los gemelos... Yo sólo tenía que cuidar de ellos, ni los bañaba ni les daba de comer, tampoco limpiaba.. y cobraba más que ella, aunque no fuera un buen sueldo.. Si yo me hundí en menos de una semana, teniendo a mi familia a sólo 2o minutos... cómo estaría ella??? La criada filipina???

A qué viene todo esto?? Creedme, tiene su explicación... Hoy en el diario
20minutos he leido el artículo de opinión de la sosipava Mercedes de la Merced y como siempre me ha dado asco... vive en los mundos de Yupi y habla de la regularización masiva de inmigrantes como si eso no hubiera beneficiado principalmente a la gente como ella, gente que da papeles a cambio de tener esclavos. Sé de lo que hablo. Conozco inmigrantes que pagaron a sus propios jefes para que les hicieran los papeles y que encima, por si fuera poco, se conviertieron en esclavos... Que no me toque las narices la sosipava esta... Son ellos los que se aprovechan de estas situaciones pero luego se atreven a criticar... que penita me dan. Qué lástima que no puedan ponerse en el papel de un inmigrante (con y sin papeles) por un día y saber lo que se siente... porque ellos no tienen sensibilidad, sólo dinero y mal gusto.

Papeles para todos??? No "señora", no se les ha dado papeles a todos, sólo los que cumplían ciertos requisitos... y no nos olvidemos de una cosa: los que no tenemos papeles somos nosotros, no nos examinan para ver si somos personas y si merecemos estar donde estamos...

3 comentaris:

merce ha dit...

Es cierto Sonia, y además el gobierno actual tuvo que legalizar a todos los que habían entrado con Aznar, que no eran pocos.
Los inmigrantes aguantan situaciones y trabajos duros por necesidad, muchos lo necesitan para mandar dinero a su familía en su país de origen.

Alcoyano ha dit...

Hubo un programa de televisión, creo que en TVE, que consistía en ponerte en la piel de una persona con dificultades (invidentes, paralíticos, sordos...) Estaría bien que hicieran un especial para ciertos políticos y periodistas que se podría titular "Un día como inmigrante". A ver si luego siguen hablando de avalanchas.

Por cierto, felicidades por el blog, acabo de conocerlo y me parece muy bueno :)

Un saludo!

javier ha dit...

Muchos políticos hablan de inmigración sin saber lo que es realmente. Hablan de inmigración sólo relacionándolo con papeles para trabajar. No conocer el desarraigo y la tristeza. Los que lo hemos vivido de cerca, los que vemos día a día como algunas personas que son lo más importante para ti se van apagando igual que una vela simplemente por añoranza tenemos otra visión de lo que supone ser inmigrante.
Me dan asco este tipo de personas como De la Merced. Pero ella habla desde un punto de vista electoral. Los jodidos, los que realmente te hacen daño, son tus vecinos. Los que te miran de reojo y hablan, a los que se les escapan frases como "es una invasión" "ojalá no alquilen el piso vacío a un inmigrante"... Esos fracasados son los peligrosos. Esos simplemente me dan lástima.