.

25.12.06

Bueno, se acabó la Navidad.. de hecho ni la hemos empezado en casa, no ha habido manera, es totalmente imposible.

Con todo lo que estábamos pasando (de casa al hospital, del hospital a casa...) ya había sido durillo intentar siquiera hacer las compras con entusiasmo.. Yo, que soy una entusiasta compradora de regalos para mi familia y que me voy preparando dos meses antes, este año me he visto comprando dos días antes... mis padres sólo han podido comprar mi regalo...

En cualquier caso ha dado lo mismo... mi abuelo ha empeorado. Mi madre se ha quedado más en el hospital y la cena de nochebuena la hicimos desganados y cada uno en un momento diferente... los regalos, que normalmente intercambiamos escrupulosamente el día de navidad, se abrieron a las once de la noche y aún suerte... pudimos compartir un ratito distendido...

Esta madrugada mi abuela llamaba para decir que ya no le han podido hacer la última diálisis... está destrozado por dentro... le quedan horas, sin especificar si son pocas o muchas... y está sedado a base de morfina. Han sacado a su compañero de habitación. Ya no hay solución. Y lo único que me gustaría es que no sufriera tanto, que no hubiera sufrido tanto.. Ayer me cogió fuerte de la mano y yo sólo supe decirle: "has salido de cosas más difíciles, vas a ser fuerte y salir de esta", me hizo un gesto como diciendome que sí...

Y ya no sirvo para nada porque no paro de llorar. No puedo evitarlo. No tengo una relación lógica con la muerte. Me horroriza. Me espanta. Es superior a mi.

No puedo estar con mi abuela porque no soy precisamente un buen apoyo. No puedo estar en el hospital porque allí no hago nada y no puedo ver como se va muriendo. Así que estoy en casa sola. Sin hacer nada. Esperando noticias y cagándome en todo cuando suena el teléfono.

Lo peor de esto no es perder las navidades, que me importan bien poco... o no celebrarlo con comilonas y demás... lo peor es que el día de Navidad mis abuelos venían a casa; mi abuela comía como una loca y atosigaba a mi abuelo preguntándole si quería más; les dábamos unos regalos que evidentemente no necesitaban... El día de Sant Esteve (mañana) volvían a venir a casa, a hincharnos otra vez todos!!!! El día de Reyes también venían a casa, me decían lo bueno que estaba mi roscón de reyes aunque comieran con más ganas el que ellos habían traído y, año sí año también, a mi abuelo le tocaba el rey del roscón... Lo que quiero decir es que estos días más que nunca nos reuníamos con ellos y ahora... ahora todo se me descoloca...

11 comentaris:

merce ha dit...

Lo siento Sònia. Vendrán tiempos mejores, sin duda.
Petons i una forta abraçada.

Lechuzo ha dit...

Desde la lejanía de kilometros te envio mi apoyo, tambien tuve navidades muy tristes con la muerte de mi padre en una nochebuena, cuando yo tenía tu edad.
Un abrazo. Enrique

Carlos - XY51 ha dit...

Sólo un abrazo Sonia.

Sonia ha dit...

Un beso y un abrazo Sonia, a todos, que descanse en paz ya no sufrira mas, ahora a cuidara a la yaya.

Ojala pudieramos estar ahi

Anònim ha dit...

Un abrazo. Se me da bien motivar a la gente, auparla en sus ilusiones, pero en este campo tan desagradable no soy el mejor dando apoyo. No se que hacer ni decir cuando de enfermedad se trata. En mi familia las navidades han dejado de ser buenas fechas (primero mis abuelos, luego mi padre, alguna que otra amiga). Espero que al menos os sintais arropados por el cariño de todos los que estais pasandolo tan mal y podais sobre llevar lo que venga.
Un abrazo.

USHER_1977 ha dit...

Yo siento no haberme podido despedir de el, al estar en Inglaterra… no se que mas decir en estos momentos no se que decir, mas que os quiero a todos y os extraño mucho cada día mas, yo tenia la esperanza de que se pusiera mejor para cuando yo estuviera el 11 de enero pero no ha podido ser, y nos ha dejado, ahora lo que mas siento es en la gente que se queda en la yaya, en como vivirá ahora que el no esta con ella, yo por mi parte estaré con ella los 5 dias que este en gava me pasare cada día a estar un rato con ella … bueno besos para todos tata

Weiser ha dit...

El tiempo hace amahinar las tempestades.Animo!ya vendran tiempos mejores y quedate con lo bueno de él.
Un beso.

Sònia... no tan fiera... ha dit...

Gracias a todos... como ya habréis supuesto por las palabras de mi cuñada y mi hermano, mi abuelo ha muerto.. Poco más puedo decir ahora mismo. Necesito "serenarme" y poner las cosas en su sitio... pero os agradezco todas vuestras palabras, las de ahora y las que me habéis ido dejando durante todo su empeoramiento...

Besos

Anònim ha dit...

Sonia, lo siento de veras. Yo tampoco sé qué decir en estas situaciones, sólo darte muchos ánimos. Olvídate de la Navidad porque así sólo agrandarás tu pena.
Te mando todo mi cariño.

Anònim ha dit...

Un abrazo Sonia. Animo.

Tale ha dit...

Sonia,
Siento mucho lo de tu abuelo.
Ahora toca aprender a seguir viviendo....
Un abrazo y fuerza.